APERTURA DEL SEMINARIO CLÍNICO 2017

RESEÑA PRIMERA CLASE: BEATRIZ UDENIO

Viernes 7 de abril y Sábado 8 de abril

El ciclo 2017 contó con una actividad en extensión el día viernes 7, con la proyección de un episodio de la excelente serie inglesa Blackmirror, “Enseguida vuelvo”. Con el marco de un público numeroso, Elbio Dinardo y Beatriz Udenio fueron animando una amena conversación realizando un contrapunto entre el valor de las respuestas subjetivas en el proceso de un duelo donde se parte de la posibilidad de asumir lo perdido, y las paradojas a las que conducen los intentos de taponarlo –que este episodio ilustra magníficamente.

El sábado, y con una concurrencia numerosa y la alegría de nuevos participantes, Beatriz Udenio dio comienzo al SEMINARIO CLÍNICO 2017, con el título: “Hablemos de los puntos candentes del hacer del analista”.  Partiendo de lo candente que el “hacer” del analista involucra, Beatriz subrayó que el hacer, en tanto acto, se refiere a  lo que se dice en un psicoanálisis”, y su “discernimiento sobre lo que tiene relevancia”. El hacer del analista pasa por un decir, por la enunciación. Mariela Camiscia realiza interesantes aportes sobre la idea de “candente”.

Beatriz destacó como ejemplo de un “hacer” el desarrollo puntilloso, fino, agudo, que Lacan dedica a lo largo de 5 clases del Seminario 6, al trabajo meticuloso realizado por Ella Sharpe con un sueño de un paciente. Subraya el lugar que los significantes tienen en la clínica, en contraposición con la egopsychology, que se entrampa en la dimensión imaginaria de la interpretación.
Sitúa los años ’58 y ’59 como contexto que describe a Lacan contraponiéndose a la doctrina de las relaciones de objeto e interesado en la importancia de orientar lo que atañe a la cuestión del ser sobre los hechos de palabra”. Hizo también un alto en la noción de “afánisis” tomada de Ernest Jones. Luego retoma la importancia del valor de operar por la palabra, donde es fundamental el lugar que se le otorga a ciertos significantes claves, ubicando la castración como estructural y estructurante, en tanto seres de lenguaje, y su relación con la transferencia y el significante fálico como “lo que nos permite ser deseantes”.

Finalmente detalla la lectura que hace Lacan acerca del sueño trabajado por Freud sobre “el (padre) estaba muerto, y no lo sabía”. Para ubicar lo que Lacan considera crucial para la interpretación: “según su anhelo”, ubicado en el grafo del deseo.

Para concluir, un interesante debate clínico se estableció a partir de la presentación de un caso por parte de Daiana Dell´Amico, retomando los ejes de la clase.

Ambas actividades fueron realizadas en la sede de la UNNOBA.