APERTURA DEL SEMINARIO CLÍNICO 2017

RESEÑAS SEGUNDA CLASE: SUSANA BESSON

Sábado 6 de mayo

La clase se inicia con una emotiva presentacion de la docente a cargo de griselda Enrico, presentación que retoma las huellas de el recorrido de Susana por lo que se le presentó muy tempranamente como una solución a su propio enigma, a saber, el descubrimiento del  psicoanálisis, camino que se hizo destino.
Destino de singularidad que empuja y convida a otros en su lazo  
al psicoanálisis.

¿Qué hacemos con el diagnóstico? ¿Cómo entendemos la clasificación diagnóstica del DSM?
Se evoca el mito de Procusto como un paralelismo con el dsm, donde se aprisiona la singularidad para que encaje en un clasificable.

¿Cómo pensar el diagnóstico desde el psicoanálisis?. Freud hace del “Hombre de las ratas”, la clínica del nombre del goce de ese sujeto.

La mañana tambien tiene su esfuerzo de poesía con “oda a un ruiseñor”de Jhon Kist,recitada por Marisa Garcia, donde allí se da cuenta que la naturaleza es eterna, siempre repitiendose. En el terreno de los sujetos “la exepción es la regla”, no hay clase donde adecuarse.

El juicio que implica el diagnóstico en psicoanálisis es un juicio ético.

El síntoma se lee como el modo que cada sujeto encontró, o sea que se trata de pasar de pensar el sintoma conflicto a pensarlo como síntoma funcionamiento.

La docente diseña un cuadro diferencial de psicosis y neurosis, tomando como ordenadores, el complejo de castracción, mecanismos de defensa, el lugar del Otro, del saber, transferencia.
La clase sigue sumando a otros, ésta vez a Luciana Carna quien acerca un interesante recorte clínico que convoca y retoma la pregunta sobre el diagnóstico.

La singularidad de la clase estubo marcada fuertemente por el trabajo posible con otros.

 

Mariela Camiscia